El Derecho está en todos los aspectos de la vida, incluso en la tuya que te dedicas a escribir, pintar, diseñar, ilustrar, bailar, cantar, actuar… ¿por dónde empezar?

Cada vez que mantengo una conversación con alguien que se acerca a pedir asesoramiento sobre los aspectos jurídicos de su actividad podemos hablar de muchas cosas, pero, algo en lo que insisto siempre es en si ha registrado su marca. En estos artículos sobre aspectos legales, nos planteamos ser útiles para los escritores, pero, ¿por qué no serlo también para cualquier agente que forme parte del ámbito creativo? Para romper el hielo, en este primer artículo es lo que voy a hacer.

DESDE LA SALIDA A LA META

Para empezar a trabajar debemos tener claro que se deben cumplir ciertos aspectos legales, unos por obligación (la Ley es la Ley) y otros por seguridad y para proteger nuestro trabajo. Para no meternos en muchos jaleos vamos a resumir estos puntos lo máximo posible:

451295401

1. PROPIEDAD INTELECTUAL, ¿registro mi obra? ¿es obligatorio para que esté protegida? ¿cuánto cuesta?

El Registro es voluntario. Por lo tanto, no es obligatorio para adquirir los derechos de propiedad intelectual, ni siquiera para obtener la protección que la Ley otorga a los autores y a los restantes titulares de derechos de propiedad intelectual.

Pero si finalmente te decides, tienes que saber que las tasas son totalmente asumibles.

Hoy en día no solo existe el Registro de Propiedad Intelectual como órgano administrativo del Ministerio correspondiente, sino que contamos con otras opciones como: Safe Creative y Creative Commons, ambas con la idea de fondo de simplificar el proceso de gestión de derechos de autor –en todo ello ahondaremos en próximos post.–

2. PROPIEDAD INDUSTRIAL, ¿soy escritor, qué marca voy a registrar? ¿para qué?

En mi opinión, todo profesional debe crear su propia marca –entendida en el sentido más amplio –, y que por supuesto ésta se debe registrar.

Si me pongo en el papel de escritor, y en el caso concreto de si yo fuera la autora de un título como El Tiempo entre Costuras lo habría registrado, ya que sería un valor más de mi patrimonio con el que poder negociar llegado el caso.

Pero en el caso que nos ocupa, ¿quién tiene registrado ese título ante la Oficina Española de Patentes y Marcas?, ¿María Dueñas?. La respuesta es: ATRESMEDIA CORPORACION DE MEDIOS DE COMUNICACION, S.A.

¿Qué ganancia económica será mayor, la de los ejemplares de libros vendidos o la de la marca que consiste en el título del libro? Teniendo en cuenta lo bien que ha funcionado, en este caso concreto la serie de tv, la respuesta es sencilla. Así que como autores… ¿por qué no asegurarnos todos los ingresos posibles?

Tengo que aclararte la diferencia básica entre Propiedad Intelectual y Propiedad Industrial en cuanto a obligatoriedad respecto al registro para tener derecho sobre algo:

a) Propiedad Industrial: para que nazca mi derecho sobre una marca tengo que registrarla en el organismo correspondiente.

b) Propiedad Intelectual: los derechos de autor nacen desde el momento en el que creo una obra original, no es necesario el registro.

¿Cuánto cuesta el registro de una marca? ¿Dónde tengo que hacerlo? ¿Cada cuánto tiempo tengo que renovarla?

Si quieres solventar todas estas dudas puedes consultar este documento:

 

proteccion-de-datos

3. PROTECCIÓN DE DATOS

La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999 debe ser cumplida por cualquier persona física o jurídica que maneje datos personales, por ejemplo escritores que mantienen un blog con suscriptores. Cumplir la Ley también forma parte de proteger tu trabajo, porque si no lo haces, puedes verte perjudicado ya no sólo económicamente sino de cara a tus clientes. A cerca de esto yo diría que es mejor prevenir que curar, el coste de dar de alta tus archivos en la Agencia Española de Protección de Datos siempre será más bajo que el de la sanción mínima o las quejas y comentarios negativos de clientes, proveedores, usuarios o contactos.

¿En qué consiste? ¿Cómo hacerlo? ¿Qué sanciones puedo tener?

Te animo a que consultes el siguiente documento:

A lo largo de los próximos meses iré abordando otros aspectos legales que interesan a los escritores, como los referidos a la fiscalidad. En este primer post sólo pretendo dejar claras ciertas ideas básicas que cualquier profesional que trabaje en este ámbito debe tener presente. ¡Cuida los aspectos legales de tu trabajo tanto como tu creatividad!

Si quieres hacer alguna consulta o proponerme algún tema sobre el que quieras que te de mi opinión, puedes proponérmelo en los comentarios.

Si te ha parecido interesante esta entrada te agradeceré mucho que la compartas en tus redes sociales.