var $mcGoal = {'settings':{'uuid':'481d03c79bc7eebf5b15b75bb','dc':'us8'}}; (function() { var sp = document.createElement('script'); sp.type = 'text/javascript'; sp.async = true; sp.defer = true; sp.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://s3.amazonaws.com/downloads.mailchimp.com' : 'http://downloads.mailchimp.com') + '/js/goal.min.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(sp, s); })();
  • de Humberto Abiel Garza

      Sólo se escuchaban trenes es una obra para sentir letra a letra, es atreverse a mirar a través de una caleidoscopio para ver un conjunto de imágenes fragmentadas de la parte más cruel de la realidad social mexicana. Una obra diferente y valiente. Sus beneficios serán donados en su integridad a diferentes organizaciones civiles de apoyo a familiares de las víctimas del narcotráfico.
  • de Angélica Beatriz Baca Pérez

    Agualuna es un poemario de amor, en el que Angélica Beatriz Baca nos deja entrar a hurtadillas, y sin hacer ruido, en lo más íntimo de sus sentimientos. En cada verso se confiesa, valiente y despojándose de todo, desnudándose por dentro para mostrarse rendida al amor.
  • de Angélica Beatriz Baca Pérez

    Agualuna es un poemario de amor, en el que Angélica Beatriz Baca nos deja entrar a hurtadillas, y sin hacer ruido, en lo más íntimo de sus sentimientos. En cada verso se confiesa, valiente y despojándose de todo, desnudándose por dentro para mostrarse rendida al amor.
  • de Angélica Beatriz Baca Pérez

    Este poemario es una exégesis de aproximación al amor desde un alma enamorada. La autora, verso a verso, nos hace partícipes de su emoción y el lector podrá disfrutar de la dulzura y la calidez de unos versos tan vivos que parecen estuvieran compuestos para abrazar.
  • de Ángel Luis Abad Rodríguez

    Cada paso que se da, cada decisión que se toma, lleva a un camino distinto y ya no se puede volver atrás. Tenía que pensar en eso con más calma, pero en ese momento, lo más obvio era que, ante sus ojos, se abría un extenso campo en el que no existían horizontes ni fronteras…
  • de Ángel Luis Abad Rodríguez

    Cada paso que se da, cada decisión que se toma, lleva a un camino distinto y ya no se puede volver atrás. Tenía que pensar en eso con más calma, pero en ese momento, lo más obvio era que, ante sus ojos, se abría un extenso campo en el que no existían horizontes ni fronteras…
¡Necesitas ayuda?

CulBuks Labs

Ir a Arriba