Seguro que en más de una ocasión has te has enfrentado al papel en blanco y te han entrado ganas de correr. Suele ocurrir cuando tienes mil ideas en la cabeza y los pensamientos se agolpan de tal forma que no eres capaz de poner en orden un texto medianamente comprensible. Nos ha pasado en algún momento a todos.

¿Sabes cuál es un recurso sencillo, barato y práctico para conseguir ser más productivo en tu tarea de escribir? Recurrir a la meditación. Meditar consigue que calmes y despejes tu mente lo que te ayuda a la hora de ponerte a escribir, facilitándote la tarea y consiguiendo que mantengas a raya las distracciones.

Yo nunca me lo había planteado en serio, pero desde que conocí a Marta Loperena he conseguido incorporar el hábito a mi vida y puedo decirte sin duda alguna que funciona.

Marta es la mujer inquieta, positiva y sonriente que hay detrás de Felicidad de bolsillo, un blog dedicado a ofrecer recursos y consejos para que consigas calmar tu mente y vivir la vida sin estrés. En su blog pone todo su conocimiento y cariño en crear podcast con visualizaciones y meditaciones guiadas, plannings y post con trucos muy interesantes. Como es mejor que ella misma te cuente los beneficios de meditar, le he pedido que nos dé algunos consejos para que puedas iniciarte en el camino de la meditación y te ayude a entender mejor porqué debes incorporarla a tus hábitos si quieres mejorar tu productividad.

Te dejo con ella.

Marta-felicidad de bolsillo

Mejora tu productividad con la meditación.

Tienes las ideas claras sobre qué quieres escribir.
Estás en racha y la inspiración te viene a raudales pero no consigues avanzar en tu libro.
Te cuesta estar focalizado.

Trasladar aquello que tienes en tu cabeza al teclado y que se vea en la pantalla del ordenador te hace perder la paciencia.

Esta situación te frustra más de la cuenta porque son demasiados días que no ves los objetivos que te habías marcado. Nos ocurre a la mayoría de personas que nos gusta escribir. Nuestra mente nos sabotea y provoca que nos dispersemos y no avancemos. Sé de lo que hablo porque me ocurre lo mismo que a ti.

Cuando me pongo a escribir me cuesta estar centrada y avanzar en los textos de mis post o contenidos de mis cursos.
Existen decenas de maneras de mantener la concentración y no despistarse, pero yo quiero compartir contigo lo que a mí me funciona, me ayuda a estar concentrada y escribir casi del tirón.

Mi sistema es practicar la meditación todos los días.

Incorporé la meditación en mi vida porque el estrés me estaba afectando más de la cuenta y me asombré de los beneficios que también me aportaba en aspectos concretos de mi trabajo.
Desde que incorporé este nuevo hábito en mi vida, el estrés es menos porque:

  • focalizo mi atención en lo que estoy haciendo.
  • termino aquello que empiezo casi en los tiempos que me marco.
  • mantengo a raya mis pensamientos.  Siguen rondando por mi cabeza, pero he logrado no quedarme atrapada en ellos.

Antes de explicarte cómo practicar la meditación quiero contarte algo: para practicar la meditación no necesitas ser un experto ni tampoco simpatizar con alguna religión concreta. La meditación existe desde hace miles de años y la practican millones de personas con distintas maneras de ver la vida. No tienes que ir con túnica naranja ni quemar incienso para practicarla.

Meditar no es dejar la mente en blanco.
Tampoco es estar una hora sentada en frente una pared con los ojos cerrados.

La Meditación es estar con la atención plena en lo que estás haciendo a pesar de las distracciones y pensamientos que te envía tu mente.

productividad-para-escritores

 

Evitar las distracciones

Las distracciones pueden ser de distintas formas, pero lo que más nos distrae del presente son los pensamientos continuos que nos manda nuestra mente. A tu mente no le gusta estar en el aquí y ahora, por lo que te manda al pasado y al futuro.

Te pongo dos ejemplos:

Estás escribiendo y te vienen pensamientos del tipo: «No tengo ideas para el título del capítulo y se me echa el tiempo encima» o «la respuesta que me dio mi editor sobre los textos no me gustó, pero tenía toda la razón y no me la quito de la cabeza».

Lo que nos distrae es que nos quedamos atrapados intentando resolver esos ‘problemas’ y dejamos de estar en el aquí y ahora.

Son situaciones por las que seguro has pasado mientras estabas redactando los textos que te habías propuesto escribir en ese día.
A tu mente le cuesta quedarse quieta y así es imposible estar concentrado y avanzar en tu libro.

meditar-escritores

Cómo incorporar la meditación en tus rutinas diarias para mantener el foco cuando escribes

Lo más importante:  Hazlo fácil y no te compliques.

1. Ponte un horario. Intenta que sea siempre a la misma hora. Mi recomendación es que practiques la meditación por las mañanas.
2. Si estás empezando, que la práctica no supere los 10 minutos.
3. Usa meditaciones guiadas que te gusten, si eres principiante.

¿Qué hay que hacer para meditar todos los días?

  1. Busca una postura cómoda para ti. Puede ser sentado en tu silla de trabajo o en una de tu cocina. Da igual.
  2. Coloca la espalda recta sin forzar y los pies planos en el suelo.
  3. Pon tus manos relajadas una encima de la otra con las palmas hacia arriba sobre tu regazo
  4. Pon en modo avión todos tus dispositivos electrónicos.
  5. Pon en marcha un  temporizador para que te avise cuando termine el tiempo.
  6. Cierra los ojos y respira por la nariz de manera natural.
  7. Presta atención a tu respiración. Solo observa como el aire entra y sale de tu cuerpo.
  8. Cuando te vengan pensamientos, que te vendrán uno detrás del otro, no te preocupes ni te enfades. Intenta dejarlos ir y no te quedes atrapado en ellos. Usa tu respiración para focalizarte y concentrándote en ella de nuevo.
  9. Mantén una actitud amable contigo mismo. No te juzgues.
  10. Cuando te avise la alarma, haz una respiración profunda. Agradece el tiempo que te has dedicado y sonríe 🙂

Ventajas de meditar todos los días si eres escritor

  • Incorporarás un nuevo hábito que te ayudará a despejar tu mente antes de afianzar más el que tienes de escribir.
  • Despejarás tu mente y las ideas fluirán de manera mucho más natural.
  • Focalizarás tu atención en ese momento tan íntimo y especial que es escribir.
  • Mejorarás tu capacidad en concentrarte.
  • Empezarás la tarea con la mente en calma.

Terminarás las tareas que te marques en el día.

Te animo a que lo pruebes y lo experimentes. ¡Ya verás como mejoras tu concentración y después de meditar estarás dispuesto a escribir mucho más y mejor!

¡Deseo que termines tu libro y todos podamos disfrutar de él!

Marta Loperena.
Felicidad de bolsillo

 

curso-online-editacion

¿Has visto que el meditar y el escribir son grandes compañeros de viaje? Es posible que si lo has intentado alguna vez, de forma esporádica, no te haya salido a la primera o no le hayas encontrado el sentido y hayas terminado desechando la idea, pero te aseguro que funciona. 

Si quieres incorporar el hábito de meditar y te cuesta hacerlo solo, Marta puede ayudarte, he creado un Curso Online específico para que lo consigas, porque «Meditar cada día es fácil». ¡Palabrita!

No dejes de echarle un vistazo al curso o web de Marta.  Te dejo aquí los enlaces:

Y si tienes dudas con el funcionamiento del curso o quieres preguntarle sin tapujos lo que necesites puedes escribirle a:
hola@felicidaddebolsillo.com

Y tú, ¿has probado alguna vez la meditación? ¿Te parece útil? ¿Has tenido algún problema en conseguir una rutina?
Cuéntame que estoy deseando conocer tu experiencia.