Cómo gestionar bien tu tiempo para disfrutar de la vida.

Si te pasas media vida en el mundo 2.0 seguro que ya conoces de sobra a Èlia Fibla. Creadora del blog Superyuppies, el mega curso para convertir tu hobby en tu negocio The business Craft, el punto de encuentro para crafters, The Craft Academy y autora de la Súper guía de gestión del tiempo para bloggers y emprendedores. Todo esto con 34 años y disfrutando de la vida que quiere, a caballo entre su Barcelona natal, Argentina y «su isla bonita» allá por Tailandia. ¿Cómo es posible? ¡Si yo me canso solo de escribirlo!

Conocí a Èlia (hace ya unos añitos…) a través de un blog dónde daba triquiñuelas y trucos para mini emprendedores. Enseguida conecté con su frescura, con su forma de traducir al ‘humano’ cuestiones técnicas o engorrosas que te dejaban pegada a la pantalla. Èlia tiene una capacidad brutal de conectar con su audiencia sin estridencias, al natural.

Hoy me ‘siento’ con ella bajo un cocotero de su isla bonita para que me cuente cómo consigue sacar adelante tantos proyectos sin perder la cabeza, qué le motivó a publicar su libro y qué ha significado para ella.

Una mujer sin etiquetas

Culbuks: Así, sin anestesia, para quien no te conozca (aunque en la blogosfera creo que eso no es posible)… ¿Quién es Élia Fibla?

Èlia Fibla: ¡Madre de Dios!, ¿y por dónde empiezo yo para responder a esta pregunta? Èlia soy yo. Mujer, 34 años, catalana de corazón y ciudadana del mundo por voluntad propia. Humanista, emprendedora, aventurera, siempre con la cabeza rebosante de ideas y altamente ejecutora. Disfruto aprendiendo de la vida en general y soy muy de adquirir conocimiento de todo tipo, lo cual, sumado a vivir todo tipo de experiencias, me convierte en una persona bastante ecléctica.
Sí, definitivamente soy un mejunje humano difícil de catalogar y de etiquetar. De hecho, no me gustan nada las etiquetas. No encajo en ellas ni están hechas para mí.
Vaya manera de empezar, ¿eh, Guiomar?… 😉

C.: Empezaste como artesana haciendo joyas para tu propia marca, ¿cómo pasaste de diseñadora de joyas a bloguera?

E. F.: No es que yo fuera una cosa y me convirtiera en otra. De hecho no me considero ninguna de las dos. Empecé a diseñar joyas por diversión pura y dura, porque me apasionaba ese mundo y quería vivir de ello. Este camino me llevó a formarme en diseño vectorial de joyería, de ahí generé mi primer autoempleo y viendo las fórmulas de convertirlo en negocio es que caí en la cuenta de que emprender en España era un engorro y que además, había muy poca info en la red para pequeños emprendedores artesanos. Así que un día, harta de la burocracia y de su jerga inentendible, me postulé como traductora y empecé a explicar en ‘humano’ todos los pasos que yo había dado para crear mi pequeño negocio. Y esa info, la plasmé en formato de posts dentro de un blog.
¡He ahí el misterio de la transmutación!

C: Ese primer blog fue Superyuppies, que en 2015 bajó definitivamente la persiana. Pero en muy poco tiempo abriste una  ventana nueva: The Bussines Craft ¿Qué motivó el cambio? ¿Cómo fue su acogida?

E. F.: Business Craft nació como un experimento. Quería demostrarme a mí misma que todo el esfuerzo invertido en Superyuppies había valido la pena y que era posible modificar el modelo de negocio sin perder audiencia y generando más ingresos. Más de los que obtenía hasta aquel momento, claro está. Fue una apuesta por una idea y salió bien. ¡Tan bien que justo ahora vamos por la tercera edición!
La acogida inicial fue extraña, por una parte tenía a mis colegas de ‘profesión’ tirándose de los pelos por lo arriesgado de la idea (darle formato curso a todo el contenido de SY ya publicado más el contenido que se iba a publicar en 2 años vista, invirtiendo un capital bastante grande para que fuera un curso MUY currado a nivel estético, visual y de contenido, por supuesto) y a los seguidores del blog aplaudiendo con las orejas y deseando saber más, así que cuando lo anuncié, recibí una de cal y otra de arena a la par. Lo bueno es que la de arena pesó mucho más y al final la jugada salió redonda, redonda.

C: ¡Y no paras! En septiembre de 2016… otra nueva aventura: The Craft Academy, ¿qué es y qué podemos encontrar en este nuevo proyecto?

E. F.: The Craft Academy es una plataforma virtual, un punto de encuentro para crafters, makers y profesionales creativos de habla hispana. En ella se pueden encontrar directorios específicos sobre proveedores de materiales y servicios de todos los tipos, relacionados con el ámbito en el que nos movemos, ¡claro está! Es decir, no vas a encontrar fichas de electricistas, pero sí de diseñadores gráficos, fotógrafos, coachs, expertos en marketing, en comunicación, en redes sociales, copywriters, ilustradores, etc, etc. Así como cientos de fichas de tiendas de materiales de todos los sectores artesanales…. También tenemos una librería especializada en el sector craft, cursos de formación, y como no, un blog exclusivo para suscriptores con artículos y entrevistas muy, pero que muy, interesantes.
Ah, y una newsletter quincenal de las que ya no existen, oiga ¡que aquí una se lo curra hasta el no va más!

A planificar también se aprende

C: Me alucina cómo consigues sacar adelante todos estos proyectos sin perder la cabeza. Supongo que hay mucho trabajo de organización y planificación, ¿no? ¿Siempre fuiste tan organizada?

E. F.: Pues sí, y pues no. Sí, hay una cantidad de curro inmensa. La gente no lo ve ni lo sabe y tampoco se trata de eso, pero sí que es verdad que le pongo todo el alma a cada proyecto que tengo en mente (y saco adelante) y eso me consume mucho tiempo y mucha energía, y sobre todo, una cantidad brutal de trabajo en muchos ámbitos….
Y no, no siempre he sido organizada y planificada. ¡Ojalá! Pero no, hace unos diez años aproximadamente que empecé a cambiar mis hábitos organizativos y la planificación se coló en mi vida y en ella se quedó. Me di cuenta de que organizando mis objetivos, planificando mis sueños y gestionando mejor mi tiempo, podía alcanzar cualquier meta que me propusiera así que lo que al principio empezó como hábito forzado, acabó formando parte de mi día a día y ahora ya forma parte de mí. Solemos creer que uno nace con el don de la organización y eso es una tontería. Todo en esta vida puede aprehenderse, siempre que uno quiera, of course. No hay excusas, solo auto-mentiras.

C: ¿Cuáles son los factores esenciales para gestionar bien tu tiempo?

E. F.: No perderlo tontamente. Sé que la respuesta puede sonar estúpida o vacía pero es que es tan simple como eso. No pierdo el tiempo cotilleando facebooks ajenos, o mirando basura por la tele, o fantaseando con una casa ideal en Pinterest… Cuando tengo que trabajar voy a por la faena. Me encanta mi trabajo y disfruto mucho con él, pero me gusta más todavía tirarme bajo un cocotero o salir a pasear con mi pareja sabiendo que el trabajo está hecho y que puedo disfrutar plenamente de mi tiempo libre.
Esa es una gran motivación por ejemplo, al arrancar el día por la mañana, plantearme las tareas del día y proponerme hacerlas en el menor tiempo posible sin que los minutos se fuguen en tonterías.

Me di cuenta de que organizando mis objetivos, planificando mis sueños y gestionando mejor mi tiempo, podía alcanzar cualquier meta que me propusiera

C.: En el emprendimiento y especialmente cuando se trata de proyectos craft o creativos, es frecuente sentirse como un hombre/mujer orquesta, ¿qué consejo le darías a alguien que siente que no le llegan las horas para resolver todo lo que tiene entre manos?

E. F.: Pues les diría que paciencia y al toro. Es que no queda otra. Al principio toca pringar y mucho. Si no tienes dinero para delegar… tienes que tener tiempo para ir haciendo por ti mismo todo aquello que no puedes pagar. Lo importante es saber que las cosas llevan su tiempo y que vas a necesitar mucha motivación y paciencia para no tirar la toalla a mitad del camino, porque todo quisqui empieza con mucho brío, pero después del primer altibajo… pocos son los que siguen, y menos todavía los que se perpetúan en el tiempo… Paciencia, todo llega, y solo con el tiempo uno se da cuenta de ello…
¡Esto de que vivimos en la era de la inmediatez es mentira, gente! La tecnología sí es inmediata, las personas NO. Las personas de carne y hueso necesitamos tiempos más largos para pensar, decidir y ejecutar que por ejemplo, un ordenador.
No perdamos nuestras cualidades humanas, por favor. Vivir despacito pero de manera intensa es una gozada, no queramos correr más de la cuenta porque, entre otras cosas, no se puede.

Un método convertido en libro

C.: En 2014 diste el salto al mundo editorial publicando la Súper Guía de gestión del tiempo para bloggers y emprendedores. ¿Podría considerarse tu método?

E. F.: Sí. Sin más. Este libro contiene todo lo que he aprendido leyendo otros libros sobre lo mismo, poniéndolo en práctica y adaptándolo a mi filosofía de vida. Además, está escrito pensando en el público indicado en la cubierta del libro: para bloggers y emprendedores. Así que creo que quienes lo sean y lo lean, se verán muy identificados con esos problemas y con la manera de resolverlos.
Además, que yo soy muy pragmática y me gusta transformar teorías en acciones prácticas y simples, que puedan implementarse sin tener que esperar a nada.
Me lees, dilucidas, te das cuenta de que te ocurre algo muy similar, ves como yo lo he solventado, piensas que es buena idea, y lo puedes poner en práctica sin más. ¡A la de ya!

C.: Para los que aún no la conozcan, ¿qué van encontrar en esta guía?
E. F.: Van a encontrar una guía práctica, bien trabajada, de lectura amena, con un diseño requete bonito y sobre todo, con un montón de ejercicios, pautas, consejos y mucho más para entender por dónde se les escapan los minutos al día, cómo ponerles remedio, cómo aprender a ser más eficiente, más eficaz y más productivo y sobre todo, cómo hacer para que el tiempo del que dispongan, sea mucho, poco o cero, les cunda para desarrollar aquellas tareas que tengan en su día a día.

C.: ¿Qué te motivó a publicar tu propio libro?

E. F.: Más que qué, quién. Mis propios seguidores me pedían más y más posts sobre Gestión del tiempo, y luego me pedían recopilaciones de esos posts, y luego me pidieron una guía, y yo que soy muy de escuchar lo que mi público necesita, me dije… ¿Por qué no? Y así nació la guía.
Pero si me baso en el qué, podríamos decir que fue, la poca empatía de una gran editorial. Estos señores contactaron conmigo y me trataron como a una becaria del s.XXI: «Queremos que escribas un libro sobre este tema, de tantas páginas, con estos capítulos (WTF?) y lo queremos para ayer. ¡Ah, y vas a ganar miseria y compañía por cada libro que se venda!, pero chst, date con un canto en los dientes porque nosotros somos MUY grandes y tú eres una bebé bloguera que no sabe nada de la vida más allá del 2.0». A lo que obviamente me negué.
Sí, a veces da pena decir NO según a quién. No publiqué el libro con ellos y no me arrepiento porque en Culbuks me habéis tratado TAN bien y ha sido TAN agradable trabajar con vosotros, que nunca más volví a pensar en los grandes monstruos editoriales.

Un libro te permite hacer/tener/mostrar tu talento

C.: ¿Qué supuso para ti, a nivel personal y profesional, publicar un libro?

E. F.: A nivel personal fue un reto. Yo sabía escribir posts, pero escribir un libro es cosa seria, así que para mí fue toda una experiencia. Recuerdo que lo escribí mientras viajaba por Vietnam, en las noches en vela que pasaba viajando en los autobuses de línea y aunque no pegaba ni ojo, estaba tan ultramotivada que no podía dejar de pensar en textos, ideas, sugerencias, etc., etc. para incorporar a la guía.
A nivel profesional me dio ‘nombre’ y ‘expertise’. De repente la gente me veía como experta en Gestión del Tiempo y me empezaron a llamar para ir a dar charlas y demás.
Lástima que ya para entonces vivía poco en España y pocas ponencias pude dar, pero con el tiempo (y porque mi método funciona) el boca a boca se ha ido corriendo y cuando se piensa en una experta en Gestión del Tiempo dentro del mundillo en el que yo me muevo… siempre aparece mi nombre de los primeros.

C.: Como bien has contado, antes de llegar a nosotros tenías propuestas de grandes editoriales, ¿qué te hizo decidirte por Culbuks?

E. F.: Yo creo que fue un poco mi espíritu anarquista. Nunca me han gustado los sistemas y el de esta editorial en concreto me parecía una dictadura: Había que escribir un libro. Rápido. De tantas páginas. Con estos capítulos. Con este diseño y sobre todo… con unos márgenes de risa.

Con Culbuks sentí la libertad de poder hacer un libro a mi antojo, con todo el beneficio para mí, a mi ritmo y a mi gusto propio.

C.: En Culbuks estamos convencidos de que un libro es la llave maestra a un mundo de posibilidades ¿Crees que para un emprendedor es importante publicar un libro? ¿Por qué?

E. F.: Sí, lo es. Te abre infinidad de puertas. Quizás no de buenas a primeras, esto hay que decirlo, pero a medida que te vas haciendo conocido y tu libro va tocando puertas y se va colando en varias estanterías, te empiezan a llegar oportunidades de todos los tipos.
Es lo que decía un poco antes: la gente te ve como un experto en la materia y eso, siempre es bueno y siempre ayuda a posicionarte mucho mejor en todos los campos y facetas.
La mejor manera de mostrar tu conocimiento y tu experiencia en un sector, es hablando de ello, compartiendo lo que sabes sobre el tema y ayudando con ese saber propio, a que la vida de los demás sea un poquito mejor (en ese campo en concreto). Así que un libro te permite hacer/tener/mostrar todo esto.

Tras publicar mi libro, de repente la gente me veía como experta en Gestión del Tiempo y me empezaron a llamar para ir a dar charlas y demás.

C.: Tú que ya has publicado tu primer libro, y has lanzado una nueva edición revisada, ¿qué consejo le darías a alguien que se está planteando convertir su talento en un libro?

E. F.: ¡Pues que se tire a la piscina! Como todo lo que se HACE, es una experiencia, y éstas siempre son positivas aunque los resultados no sean los que uno imagina.
Si una persona tiene un conocimiento muy amplio sobre un tema, o tiene un talento en un área, o es un experto en un campo… sería genial que pudiera materializarlo en un libro y además de ayudar a los demás a mejorar sus vidas con ese conocimiento, tener la posibilidad también de monetizar ese talento y sacar un rédito económico de él, que nunca está de más, verdad?

C.: Sé que tu mente no para quieta, así que… ¿cuál es el próximo sueño por cumplir?

E. F.: Pues hasta ahora tenía muchos sueños relacionados con mi desarrollo profesional. Soñaba con diseñar un trabajo a la medida de mi estilo de vida ideal, y que me permitiera vivir cómodamente. Esos sueños ya se han cumplido así que ahora vamos a por la parte más de desarrollo personal, en la cual me voy a meter de cabeza y creo que ya no salgo más.

Mi próximo sueño es construir mi propia casa, una casa bioecológica, con su huerto y su jardín de plantas medicinales, y ahí pasar el resto de mis días, viviendo en la naturaleza y aprendiendo a volver a ella.

Ese es mi gran sueño de ahora en más.

C.: Gracias por tu tiempo, Èlia. Estoy segura que lo harás realidad,

¿Qué te ha parecido esta charla con Èlia? Me encantaría que me dejaras tu opinión o reflexiones sobre la importancia de gestionar tu bien más preciado “el tiempo”.
Y si ya conoces su libro me cuentes qué te ha parecido y si has puesto en práctica su método.